Adiós Dario Bencosme

Dario, era un hombre simple, el día nos sorprende con su partida. Fue un gran ciudadano amante de la mocanidad.

En una ocasión el ex presidente Hipólito Mejía me expresó que Dario, era uno de los hombres más inteligentes que había conocido.

Que se había ganado la beca Ramfis de una manera sobresaliente para estudiar. Su paso por la administración pública fue un ejemplo de principio y seriedad.

La última vez que lo vi, confundía mi nombre con otro y tenía que repetir para reafirmar de dónde me había conocido. a pesar de estar casado con una hija de su hermano durante bastante tiempo.

El tiempo pasa, y la vida es un simple camino, una estela en el cielo de lo vivido. Su muerte, nos deja una gran enseñanza de trabajo y honestidad.

Un gran ejemplo de hermano y de familia.

El periodista Rafael Vargas nos deje este escrito que quiero compartirlo con ustedes.

[…]

Ha muerto uno de los patriarcas de la mocanidad.

Amanecimos hoy con la triste noticia de la partida a la casa del Padre, del recio intelectual, jurista, poeta, ensayista y promotor comunitario, el Dr Dario Bencosme Báez.

Desde hace varias décadas, se radicó en Santo Domingo junto a su familia, tras cumplir tareas importantes en diferentes instituciones públicas y privadas.

De la generación poética de 1948, sólo queda el Dr Alberto Peña Lebrón, pero hubo miembros cercanos, como los consagrados maestros Rafael Gonzalez Tirado, Hugo Tolentino Dipp y este ilustre mocano que acaba de perecer, el bien valorado ensayista Dario Bencosme Báez.

Conocí de cerca a Don Darío, y puedo decir que la modestia, la sencillez y el silencio eran su vida.

Ecuánime, de pensamiento equilibrado y cristiano de origen, consagrado como cursillista de cristiandad.

Ahora que se expande por el pais el cooperativismo financiero, recordemos que Dario Bencosme fue uno de sus grandes promotores.

Al despedirlo hoy, siento que los mocanos perdimos a uno de sus cerebros mejor amueblados. Dios le guíe al reino de la luz.

José Rafael Vargas.

Ahora solo me queda decirte desde este lugar de la tierra, gracias por tu tiempo a todos y por tu sentido familiar.

Que Dios te tenga Dario en algún lugar en el cielo.

Deja un comentario